TERRUÑO

EL VIÑEDO MÁS ANTIGUO DE SUDAMÉRICA

“En la década de 1540 Francisco de Carabantes creó el Viñedo de Tacama, el más antiguo del Perú. Desde allí la vid se difundió a Chile y Argentina”

José del Pozo, “Historia del Vino Chileno”, 1998, Santiago de Chile, Editorial Universitaria

El Viñedo de Tacama, ubicado en el oasis de Ica, tiene una superficie de más de 250 hectáreas. Se sitúa sobre un terreno aluvial cuya formación se remonta a las épocas de los grandes deshielos prehistóricos, cuando gigantescas avalanchas de lodo y piedra se deslizaron de los Andes al Océano Pacífico y formaron los valles que presenciamos hoy. Por esta razón el subsuelo del valle de Ica es pedregoso y arenoso - similar a los de algunos de los mejores viñedos de Francia - lo que influye en la bondad de las parras y en la calidad de sus frutos.

En cuanto al clima, Ica y en especial Tacama, se benefician del frío de los Andes que lo inunda en bellas noches estrelladas y del calor que aportan el desierto y la bruma del Océano Pacífico (aproximadamente a 50 km), produciendo una amplitud térmica digna de las grandes zonas vitivinícolas del mundo.

Como bien señaló el doctor Max Rives, quien fuera Director Emérito del Instituto Nacional de Investigación Agronómica de Francia - INRA, la región es muy apta para producir vinos en condiciones excepcionales, gracias a la influencia del clima y del terruño. Él mismo concluye: “ello permite obtener vinos que poseen un tipo característico e inmutable, con una calidad sólo comparable a la de las producciones de los mejores países vitivinícolas del mundo.”

TERRUÑO

EL VIÑEDO MÁS ANTIGUO DE SUDAMÉRICA

La escasez de lluvias en Ica impone - en tiempo de avenida de aguas - el abastecimiento por medio de un sistema de canales complementados con pozos profundos, para efectuar el riego con la oportunidad que lo exigen las parras. Nuestra viña, acorde con los tiempos, tiene hoy sistemas de riego tecnificado de última generación.

TERRUÑO

EL VIÑEDO MÁS ANTIGUO DE SUDAMÉRICA

“En la década de 1540 Francisco de Carabantes creó el Viñedo de Tacama, el más antiguo del Perú. Desde allí la vid se difundió a Chile y Argentina”

José del Pozo, “Historia del Vino Chileno”, 1998, Santiago de Chile, Editorial Universitaria

El Viñedo de Tacama, ubicado en el oasis de Ica, tiene una superficie de más de 220 hectáreas. Se sitúa sobre un terreno aluvial cuya formación se remonta a las épocas de los grandes deshielos prehistóricos, cuando gigantescas avalanchas de lodo y piedra se deslizaron de los Andes al Océano Pacífico y formaron los valles que presenciamos hoy. Por esta razón el subsuelo del valle de Ica es pedregoso y arenoso - similar a los de algunos de los mejores viñedos de Francia - lo que influye en la bondad de las parras y en la calidad de sus frutos.

En cuanto al clima, Ica y en especial Tacama, se benefician del frío de los Andes que lo inunda en bellas noches estrelladas y del calor que aportan el desierto y la bruma del Océano Pacífico (aproximadamente a 50 km), produciendo una amplitud térmica digna de las grandes zonas vitivinícolas del mundo.

Como bien señaló el doctor Max Rives, quien fuera Director Emérito del Instituto Nacional de Investigación Agronómica de Francia, la región es muy apta para producir vinos en condiciones excepcionales, gracias a la influencia del clima y del terruño. Él mismo concluye: “ello permite obtener vinos que poseen un tipo característico e inmutable, con una calidad sólo comparable a la de las producciones de los mejores países vitivinícolas del mundo.”

La escasez de lluvias en Ica impone - en tiempo de avenida de aguas - el abastecimiento por medio de un sistema de canales complementados con pozos profundos, para efectuar el riego con la oportunidad que lo exigen las parras. Nuestra viña, acorde con los tiempos, tiene hoy sistemas de riego tecnificado de última generación.

TOMAR BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EXCESO ES DAÑINO.